Translate

BIENVENIDOS AL MUAN.




MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA


Espacio creado con el objeto de dar a conocer la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA y sus protagonistas.

VISITANTES

Buscar

Google+ Followers

Follow by Email

Entrada destacada

CORONEL ROSALES VUELA 2017

El Museo de la Aviación Naval Argentina, presente en el Aeroclub Punta Alta. 02 y 03 -12-2017 Punta Alta Vuela. Punta Alta –...

viernes, 15 de octubre de 2010

1915 - 16 DE OCTUBRE - 2010. A 95 AÑOS DE SU FALLECIMIENTO, HOMENAJE A QUIEN FUERA EL PRIMER INSTRUCTOR DE VUELO DE LA AVIACION NAVAL ARGENTINA



CONDESTABLE ARTILLERO DE PRIMERA JOAQUIN OYTABEN 
PRIMER INSTRUCTOR DE VUELO DE LA ARMADA ARGENTINA.

Nacido el 10 de mayo de 1881 en Vigo, Pontevedra (España).

Ingresado en la Armada Nacional como Marinero de 2ª el 29 de diciembre de 1898. El 8 de febrero de 1901 le es concedida la ciudadanía argentina y en abril del mismo año ingresó a la Escuela de Aprendices Artilleros. Prestó servicios en distintas unidades.

Entusiasta del vuelo mecánico, radicado en La Plata y revistando por el Arsenal del Río de La Plata (BASE NAVAL RÍO SANTIAGO), al regreso del 11º  viaje de instrucción de la Fragata “SARMIENTO”, en 1911 se vinculo al grupo de deportistas que volaba en la ciudad. Es autorizado a “seguir un curso de Aviación sin perjuicio de atender sus obligaciones en el Arsenal del Río de la Plata”[1] en Río Santiago y costeándose personalmente los gastos de enseñanza. en la escuela que el Ingeniero Civil Antonio Guido Borello fundó en la localidad de Berisso (La Plata comenzando a partir de julio de 1913, con el nombre "Aeródromo de la Provincia de Buenos Aires", comúnmente denominado después, "Aeródromo de Berisso".





[1] (expte. 4-0-1073/914)

Inscrito en la Escuela del Ingeniero Borello, realiza su primer vuelo como alumno de aquel a fines de enero de  1914, sin poder precisar la fecha exacta. Comenzó su aprendizaje con el único avión de la escuela (biplano tipo Farman, motor Gnome de 50 HP, apodado “El Colorado”, segundo biplano construido por el ingeniero Borello).
Al promediar 1914 ya volaba solo.

El 25 de mayo de 1914, para asociarse a las Fiestas Mayas y a pedido de sus compañeros del Casino de Suboficiales, solicita y obtiene el permiso para sobrevolar la BASE NAVAL DEL RIO DE LA PLATA con su Farman, al realizar, unas “pasadas” sobre el Crucero Acorazado “GENERAL BELGRANO”, fondeado en las inmediaciones del Arsenal, quizá por haber incurrido en una "pérdida de velocidad", se precipitó sobre la cubierta de mando de aquel y destrozó el avión. Oytabén resultó milagrosamente ileso, pero la escuela de Borello recibió el no menos serio impacto de quedarse sin el biplano. Sin embargo, el accidente de Oytabén tuvo una virtud, sobre todo por ser el accidentado un miembro de la Marina: la de promover la ayuda del Arsenal. El avión es retirado al otro día y llevado a los  Talleres Generales del Arsenal del Rio de La Plata, cuyo director con autorización expresa de sus superiores ordenó la reparación del "Colorado" en los talleres del instituto. La tarea la cumple un joven carpintero de esa dependencia, el Fundador de la Aviación Naval Suboficial Mayor Aeronáutico [1]D. Guillermo Covas y el mecánico armenio Hiram Miram Jaian, quienes se inician así en la Aviación Naval, siendo este su primer acto oficial en materia aeronaval.





[1] Jerarquía que tenía al retirarse de la Armada Argentina

Mientras tanto y a fin de aliviar la situación de la escuela, Oytabén adquirió a don Edmundo Marichal, de su propio peculio, un biplano semejante al destruido, al que se le aplicó el motor Gnome 50 HP de “El Colorado”, cuya reparación había sido realizada por los Talleres de Marina de Zarate.

El 12 de septiembre de 1914 rinde examen de vuelo ante el Aeroclub Argentino en su propio avión, obteniendo el Brevet Internacional N° 57 extendido en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1914.
De esta forma se convierte “oficialmente” en piloto aviador y en instructor de vuelo.
La actividad volvió entonces a reinar en la escuela de Borello, pero, no mucho tiempo después, en momentos en que Borello realizaba un vuelo por sobre la localidad de Magdalena, sufrió una caída sin consecuencias personales, mas, del Farman comprado por Oytabén, sólo quedó un montón de maderas rotas. Apesadumbrado Borello ante esta nueva y grave dificultad, decidió abandonar definitivamente la escuela y el vuelo quedando la Escuela de Berisso con el permiso de sus superiores queda a cargo de Oytabén, la cual entonces, fue objeto de la más franca- ayuda por parte del ARSENAL DE MARINA DE RÍO SANTIAGO. El biplano Farman fue reparado y la escuela, en la que se instruían varios alumnos que ya volaban solos, entre ellos, los hermanos Artigau, Hiram Jaian;  el Teniente Ruperto Silveyra, este último bajo la dirección del Teniente aviador Baldomero de Biedma, encauzó nuevamente su actividad específica. El Arsenal de Marina había creado en sus dependencias una sección de carpintería y entelado para aviones; la parte mecánica de motores, en cambio, era realizada en talleres del mismo instituto, en Zarate.

Este hecho genera el ofrecimiento de Oytabén  a la Armada, de instruir al personal militar que esta designe para ese fin, el que es aceptado y oficializado por resolución del Ministro de Marina, Almirante Juan Pablo Sáenz Valiente de fecha 19 de abril de 1915[1].

"Buenos Aires, abril 19 de 1915. Vistos los trabajos ya adelantados que respecto a aviación se han efectuado en el Arsenal del Rio de la Plata y la necesidad de encauzar en un régimen riguroso de enseñanza apropiada a los individuos que soliciten seguir un curso de aviación, el Ministro de Marina, resuelve:
1º) Mientras no se constituya definitivamente la Escuela de Aviación de la Armada, se adscribirá a la Sección Armamento del Estado Mayor del Arsenal del Río de la Plata, todo el personal que tenga permiso de este Ministerio para seguir los cursos de aviación, con el fin de aprender y practicar en la especialidad.
2º) Por la Dirección General del Personal, se dará la reglamentación provisoria necesaria.
3º) La Dirección General Administrativa -proveerá la nafta y aceite especial, así como los artículos de consumo y limpieza estrictamente necesarios.
4º) Autorizase a que continúe dando las clases elementales de práctica de aviación, al condestable artillero de primera, Joaquín Oytabén.
5º) Hágase conocer de la Escuela para su cumplimiento.

Por Orden del Día N° 126 del 9 de junio queda destinado a trabajos de aviación y autorizado para realizar el aprendizaje de vuelo, el siguiente personal:
Condestable Artillero Instructor de 1ra. Clase Joaquín Oytabén
Suboficial Maquinista de 2da. Clase Jacinto Riera
Mecánico Electricista Principal José Ángel Pennachi
Mecánico Electricista de 1ra. Clase Luis J. Carlini
Contramaestre de 2da. Clase Gregorio Foppiano
Mecánico Maquinista de 2da. Clase Juan Guerin
Carpintero de 2da. Clase Guillermo Covas

Por resolución del mismo día, fue dispuesto el pase del Teniente de Fragata Raúl Moreno a la indicada Sección Armamento, quien se hizo cargo de todo el personal mencionado anteriormente.
Contagiado del deseo de volar del personal de la Escuela, se incorporó como alumno.
Fue tan grande la consagración del Condestable Oytabén a la enseñanza del vuelo a sus camaradas, que en poco tiempo todos los alumnos volaban solos y se ejercitaban en la realización de las pruebas exigidas en los exámenes.

Marinos que hicieron práctica de vuelo bajo la conducción de Oytabén:
Teniente de Fragata Raúl Moreno, recibió clases de vuelo del Condestable, y obtuvo luego el brevet internacional Nº 136 el 17 de enero de  1918.
Teniente de Fragata Rafael Ladoux.
PENNACHI, MARIUZZO, NERI
Mecánico Electricista Principal José Ángel Pennachi, obtuvo el brevet internacional Nº 137 el 5 de febrero de 1918.
Contramaestre de segunda Gregorio Foppiano, también formó parte del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ensenada. Fue testigo presencial de  la muerte de Oytabén. Participó en las Escuelas de Berisso y del  Fuerte Barragán. Fallece el 8 de Septiembre de1930.
Marinero Despensero Bernardo Artigau, al dejar la Escuela se alistó como voluntario en el Ejército Francés. Formó parte como piloto de la Escuadrilla SPAD Nº 15. Participó en las acciones de la 1ª Guerra Mundial a las que sobrevivió. Luego de la misma volvió a Argentina donde siguió volando deportivamente.
Marinero Despensero Pedro Artigau, dejó la Escuela en 1915 y siguió cursos en la  Escuela de Aviación de Castaibert, obtuvo el brevet Nº 142 el 8 de junio de 1918. Mantuvo por muchos años su actividad de vuelo y tuvo actuación destacada en la aviación comercial argentina.
Mecánico Hiram Mirhan Jaiam, ingresó a la Armada en 1912, reconstruyó el avión en el cual perdiera la vida Oytabén, y con el obtiene el brevet internacional Nº 138. Se incorporó a las Fuerzas Aéreas Francesas. Falleció en accidente de vuelo durante una misión de combate sobre el frente francés en 1918.
Conscripto Domingo A. Lavelli, cerrada la Escuela de Oytabén  y cumplido su contrato de 3 años con la Armada, obtuvo su baja. Construyó su propio avión y con él obtuvo el brevet internacional de piloto a fines de 1918. Mantuvo actividad de vuelo deportivo.

RESTOS DEL AVION DE OYTABÉN
El 16 de octubre de 1915 en el Campo Esquivel,  Foppiano  lo alertó contra corrientes de aire, Oytabén despega solo, mientras hacía varias pasadas sobre el hangar, el Farman atravesó un remolino de aire, en esas circunstancias se rompe un tensor, que produjo una fuerte embarcada del avión, el cual picó bruscamente arrojando fuera al piloto, que al ser despedido del avión, y no usando paracaídas, fallece al caer desde 250 mts. de altura. Según relatos al respecto, el biplano, prácticamente invertido, se partió en el aire, estrellándose luego contra el suelo, no muy lejos del cuerpo inanimado del desdichado aviador. La muerte de Oytabén repercutió dolorosa y hondamente en los cuadros de la Armada Nacional y en los círculos aeronáuticos del país. Sus restos mortales, velados en el Círculo de Oficiales de Mar y despedidos por altos jefes de la Marina, dirigentes de instituciones de aviación, aviadores y amigos, fueron inhumados al día siguiente en el cementerio de Ensenada.
Fallece así a los 34 años el Condestable Oytabén, quien fuera el primer instructor de vuelo de la Armada Argentina.
A raíz de tan luctuoso suceso, los alumnos de la escuela se desperdigaron y aquella cerró sus puertas.

HANGAR CONDESTABLE OYTABÉN, FUERTE BARRAGAN 1916
En su memoria llevó su nombre el primer hangar construido en el "Parque y Escuela de Aerostación y Aviación de Fuerte Barragán", la escuela EGB Nº 14 "Condestable Joaquín Oytabén" (Villa Gobernador Udaondo - Ituzaingó), la escuela primaria Nº 8 Joaquín Oytabén (Ituzaingó).
Por Ley provincial Nº 4852 se designó con su nombre al aeródromo de la ciudad de Las Flores (provincia de Buenos Aires).
Por Ley 2578 de 29 de noviembre de 1956 se lo reconoce como “Fundador de la Aviación Naval”.
Por Ley 18.559 del 21 de enero de 1970 se le otorgó el título de "Precursor de la Aeronáutica Argentina" por haber contribuido con su esfuerzo a consolidar e impulsar la entonces incipiente Aeronáutica Nacional mediante su actuación como alumno, aviador o piloto de globo, o como personal técnico que posibilitó la operación aérea y realizó además tareas a bordo, participando de los mismos riesgos derivados de la actividad de vuelo.
Como permanente homenaje a su memoria el Hangar Tecnológico del Museo de la Aviación Naval Argentina lleva hoy su nombre.

FUENTES:
Asociación Ensenadense de la Historia Cooperadora Museo Fuerte de Barragán
Boletín Oficial de la República Argentina
Departamento de Estudios Históricos Navales
Dirección Provincial de Escuelas (Buenos Aires)
Fundación Histamar.
Génesis de la Aviación Argentina -1910-1915 - (Julio Víctor Lironi - 1973)
Historia de la Aviación Naval Argentina - Tomos I y II (Pablo E. Arguindeguy - 1981)
Museo de la Aviación Naval Argentina.




[1] O.G. 90/915


Publicar un comentario