Translate

BIENVENIDOS AL MUAN.




MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA


Espacio creado con el objeto de dar a conocer la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA y sus protagonistas.

VISITANTES

Buscar

Google+ Followers

Follow by Email

Entrada destacada

Corredor museológico del partido de Coronel Rosales

martes, 12 de junio de 2012

RESEÑA HISTÓRICA DE LAS ACCIONES DESARROLLADAS POR LA AVIACIÓN NAVAL DURANTE LA GESTA DE MALVINAS


Obra del AGCV Ernesto GIOLITTI
Las operaciones aéreas navales en el Teatro de Operaciones del Atlántico Sur comenzaron el 28 de marzo de 1982 con el embarco a bordo del portaaviones ARA "25 DE MAYO" y de otros buques de un grupo aeronaval, compuesto por aviones de ataque, antisubmarinos y helicópteros, los cuales intervinieron en la recuperación de las Islas Malvinas.

El 3 de abril, un helicóptero AI-03 "Alouette" fue la primera aeronave en entrar en combate directo con el enemigo, durante la recuperación de Grytviken, Islas Georgias.
Desde el primer momento, luego de recuperadas las islas, y hasta poco antes de la caída de Puerto Argentino, se sucedieron sin interrupciones los vuelos de exploración y de transporte.
Se totalizaron así durante el conflicto 1000 horas de vuelo explorando el mar argentino en busca del enemigo, con el que se obtuvo contacto en 180 oportunidades, permitiendo, en algunas de ellas el accionar posterior de los aviones de ataque y en otras la certeza de su ausencia para la seguridad de los vuelos.

A estas cifras, de por sí elocuentes, deben sumarse 233 vuelos efectuados en tareas de búsqueda y rescate, de evacuación de heridos y de enlace, siempre dentro del área de batalla.
Fueron transportados cientos de hombres y toneladas de materiales debiendo burlar el bloqueo británico, lo que obligo, en la mayoría de los casos, a realizar los vuelos en horario nocturno y a aterrizar en puerto argentino en condiciones meteorológicas fuera de los limites de seguridad.
El martes 4 de mayo de 1982, la Aviación Naval de la Armada Argentina abrió un nuevo capítulo en la historia, asestando un duro golpe a la fuerza de tareas británica.

Aquella brumosa mañana de mayo, en un rincón desolado del Atlántico Sur la tripulación de un solitario y veterano avión «NEPTUNE» de exploración, al límite de su vida operativa, detecto unidades de superficie británicas al sudeste de puerto argentino, y proporcionó los datos para que una sección de aviones «SUPER ETENDARD» atacara con sus misiles EXOCET y hundiera al destructor HMS "SHEFFIELD".

El empleo de aviones de exploración en combinación con aeronaves de ataque lanzadoras de misiles aire-superficie constituía hasta ese momento una técnica de combate inédita, nunca antes utilizada por país alguno. El resultado de esa operación provocó que la fuerza de tareas enemiga se viera obligada a introducir drásticos cambios en la concepción de su empleo.

Tal fue la importancia de este acontecimiento, que a la luz de las acciones posteriores, puede aseverarse con fundamento que el conflicto de Malvinas se dividió en dos etapas: antes y después
del hundimiento del HMS "SHEFFIELD".

Es por la trascendencia de este hecho, que el 4 de mayo de cada año la Armada Argentina conmemora el día de su Aviación Naval.

Luego de esa fecha, las aeronaves navales continuaron produciendo bajas al oponente, hundiendo al porta-contenedores SS "ATLANTIC CONVEYOR", a las fragatas HMS "ARDENT" y HMS "ANTELOPE", infligiendo averías a un destructor clase County, a la fragata HMS "ARGONAUT" y al portaaviones HMS "INVINCIBLE", que recibió el impacto de un misil.

La relación entre los medios empleados y los resultados obtenidos en términos del sostén logístico proporcionado, de información obtenida, de apoyo brindado, de daños ocasionados a la fuerza de tareas expedicionaria enemiga y de amenaza, es un testimonio elocuente del esfuerzo y la capacidad profesional demostrados por la AVIACIÓN NAVAL de la ARMADA ARGENTINA.
Tanto en mar abierto como en la emboscada de cañones y misiles montada por la flota británica en el Estrecho de San Carlos, los marinos aviadores que combatieron transportando, explorando y atacando sobre las Islas Malvinas o fuera de ellas, dieron pruebas de coraje y abnegación, que pagaron en algunos casos con el alto precio de sus vidas.

Así cayeron en combate:
 Capitán de Corbeta Carlos Zubizarreta
 Teniente de Fragata Marcelo Gustavo Márquez
Teniente de Fragata Carlos Alberto Benítez
Teniente de Corbeta Daniel Enrique Miguel
 Suboficial Mayor Aeronáutico Ramón Barrios
 Suboficial Segundo Aeronáutico Roberto Lobo

El personal de la Aviación Naval, pilotos y tripulantes, mecánicos y técnicos, militares y civiles, como demás integrantes de la armada, cumplió con su deber, con subordinación y lealtad.

Lo hecho no fue en vano, sino que ha sido el principio de un fin que inexorablemente se concretara cuando nuestro pabellón ondee orgulloso definitivamente en Puerto Argentino.

FUENTES CONSULTADAS 

MACH 1 Nº 62.
Publicar un comentario