Translate

BIENVENIDOS AL MUAN.




MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA


Espacio creado con el objeto de dar a conocer la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA y sus protagonistas.

VISITANTES

Buscar

Google+ Followers

Follow by Email

Entrada destacada

CORONEL ROSALES VUELA 2017

El Museo de la Aviación Naval Argentina, presente en el Aeroclub Punta Alta. 02 y 03 -12-2017 Punta Alta Vuela. Punta Alta –...

jueves, 14 de mayo de 2015

"VUELVO AL SUR" LA SAGA CONTINUA, EL 3-A-208 EN LA CUNA DE LA AVIACIÓN NAVAL

07-05-2015
Arribo del  T-28 3-A-208 a la Base Aeronaval Punta Indio                                                   

¡Llegamos!!. Con esta sola palabra podríamos sintetizar nuestro más profundo sentimiento. Llegamos a la Base Aeronaval Punta Indio, cuna de la Aviación Naval. 

Mas de seis mil millas después y ya superados los inconvenientes menores que afectaron a nuestro noble T-28 F, arribamos al lugar donde se originaron nuestros mas caros sueños, allá por 1977. Si…. hace ya treinta y ocho años… una vida.

Los diversos caminos que transitamos desde aquella lejana época no lograron disimular nuestro permanente recuerdo por el avión en que aprendimos el maravilloso arte de volar. Lo evocamos durante décadas,  pensando que sólo estábamos destinados a admirarlo en alguno de los pedestales con que la Armada lo homenajeó.  

Ese mismo destino hizo que la paciencia reconstructiva de un apasionado por nuestra Aviación Naval confluyera con el entusiasmo de dos nostálgicos veteranos. Así, con simpleza, sin mucho debate,  nos confió la honorable tarea de traerlo desde Fort Lauderdale, vestido con los colores de la Armada y engalanado con la matrícula de sus históricos predecesores…. 3-A-208, recreando orgullosamente su historia.  
El último tramo de nuestra larga derrota a casa se cumplió el 7 de mayo, arribando a la BAPI a las 16:40 horas. Habíamos despegado de la Base Aeronaval Comandante Espora después de un período de descanso, en espera de repuestos, de casi seis meses. Durante ese período el T-28 F fue celosa y afectuosamente custodiado por todos los integrantes de la Fuerza Aeronaval N° 2, cuyo Comandante así lo dispuso, facilitando la permanencia de tan distinguido viajero del tiempo. Párrafo aparte merece la predisposición de toda la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque. Lo repararon, acicalaron y mimaron para que estuviese en su mejor forma al llegar a la Escuela de Aviación Naval.
A todos ellos nuestro enorme y sincero agradecimiento. 



Hoy nuevamente descansa, pero ahora en el lugar donde formó en la mística del vuelo a destacadas generaciones de Aviadores Navales. Recibido con entusiasmo por su Comandante, los integrantes de la Fuerza Aeronaval N° 1 tomaron la posta de su custodia y contención.  La Escuela de Aviación Naval lo aceptó como al hijo dilecto que regresa y le asignó un lugar preponderante en su hangar.

Es oportuno señalar el invaluable apoyo que recibimos desde el inicio de la travesía por parte del Instituto Aeronaval y del Museo de la Aviación Naval. Vaya para ellos también nuestro agradecimiento. 


Ahora, el 3-A-208 con sus faros de aterrizaje bajos, mira a su alrededor recreando en el recuerdo las innumerables vivencias que compartió con todos aquellos Instructores, aprendices de Pilotos, Mecánicos y Técnicos Civiles que con su esfuerzo hicieron posible la grandeza y reconocimiento actuales de la Aviación Naval Argentina. El corazón del 3-A-208 late lento, retrae sus faros y sueña…. esperando que la mano diestra del próximo Aviador Naval oprima el starter para devolverle el rugido de reconocimiento que lo caracteriza. Su futuro…… aun incierto.  

Eduardo Gatti – Diego Goñi


Publicar un comentario