Translate

BIENVENIDOS AL MUAN.




MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA


Espacio creado con el objeto de dar a conocer la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA y sus protagonistas.

VISITANTES

Buscar

Google+ Followers

Follow by Email

Entrada destacada

BAHÍA VUELA 2017

El Museo de la Aviación Naval participó del festival aeronáutico anual del Aeroclub Bahía Blanca.   11 y 12-11-2017| La muestra itinera...

miércoles, 13 de julio de 2011

ATERRIZAJES PINTORESCOS 3 - GLENN MARTIN 130 WAN

FOTO: INSTITUTO AERONAVAL

El Glenn Martin "2-B-3" es un bombardero bimotor de la Escua­drilla de Bombarderos de la Flota de Mar. Es un avión moderno y ro­busto, de tren convencional retráctil.
El tema de vuelo se ha cumplido, y el piloto retorna a Espora, da parte a la torre, y vuela sobre el campo, esperando la autorización para aterrizar. La recibe, baja el tren de aterrizaje y... ¡ambas ruedas completas caen a tierra, desde unos 500 mts dejando doblemente '' rengo'' al avión...!


El piloto y la tripulación se dan cuenta de lo ocurrido, como la torre de Espora, y el avión es declarado en Emergencia. Se le ordena agote sus tanques, y se prepare para un aterrizaje "de panza", en el lugar a indicarse.
Espora tiene a su frente, al aeródromo de Villa Harding Green, cuyo pavimento de tierra y pasto es mucho más apto para la emergen­cia que la pista de cemento de la Base.
Se hace la conexión y se ordena al piloto que tome "de panza" la pista de Villa Harding Green. Se preparan los equipos de auxilio (bomberos, ambulancias, etc.) y comienzan los "15 minutos de la verdad" para el piloto y la tripulación del "2-B-3".
Se hace una primera pasada de prueba. Se recogen dentro de las barquillas de los motores los "muñones" del tren de aterrizaje sin sus ruedas. Allí viene el Glenn Martin, al mínimo de su velocidad permi­tida para no estrellarse, pero ni un décimo de nudo más que esa mí­nima.
La "panza" del bombardero es de chapa acanalada, tipo "lomo de ballena", y la constituyen las puertas del depósito de bombas. El piloto "trae" el avión algo apopado (la nariz levantada) para dañar lo menos posible las hélices metálicas...
Un primer y único "panzazo" levanta polvo y hace un ruido terrible, e impide ver al avión. Este se ha detenido, y hacia él corren ambulancias y bomberos.
Ninguno de ellos son necesarios. Una abolladura en la panza, dos terceduras en las hélices... el susto, una experiencia más, y el suma­rio consiguiente... Esos son los felices resultados.


Piloto del "2-B-3": Suboficial Primero Aeronáutico José M. BLANCO.
Fecha de la emergencia: 13 de diciembre de 1942.

Recopilación: 
Lorenzo Borri


Fuentes consultadas:
HISTORIA DE LA AVIACION NAVAL ARGENTINA - TOMO II - Pablo E. ARGUINDEGUI - 1981.
INSTITUTO AERONAVAL.
Publicar un comentario