Translate

BIENVENIDOS AL MUAN.




MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA


Espacio creado con el objeto de dar a conocer la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA y sus protagonistas.

VISITANTES

Buscar

Google+ Followers

Follow by Email

Entrada destacada

MALVINAS DESDE EL AIRE

Malvinas desde el aire   08/06/2018. La muestra itinerante del MUAN dio marco al homenaje y acto de declaración como visitantes ilus...

miércoles, 28 de febrero de 2018

RAID LATECOERE - PATAGONIA 2018


                              RAID LATECOERE 2018 EN ESPORA

25 y 26-2-2018 | Visitaron sitios históricos de Aeropostale en terrenos de la Base Aeronaval comandante Espora.
Llegada de los aviones del raid Latecoere - Patagonia 2018 a la B.A.C.E.

BACE - El pasado 25 de febrero una delegación europea dirigida por Hervé Berardi, presidente del Aeroclub Pierre Georges Latecoere ubicado en el Aeródromo de Lézignan, Francia, con el ingeniero Carlos Rendo como coordinador visitaron la escala de Aeroposta en Bahía Blanca, la visita incluyó Museo de la Aviación Naval Argentina, custodio del emplazamiento original de Aeroposta Argentina en Villa Harding Green, actualmente dentro de los terrenos de la Base Aeronaval Comandante Espora y el Hangar perteneciente a la Sección de Aviación de Ejército 181, hangar original de Aeropostale en Bahía Blanca.
El director del MUAN CF Pirrotta, Suboficial de Destino SM Lamas y coordinador SP Borri reciben en nombre de la Aviación Naval a los integrantes del raid.

El grupo fue recibido por el Capitán de Fragata Franco Pirrotta, director del MUAN en nombre de la Aviación Naval, alojando sus aviones en el hangar de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina, unidad que junto con la Base Aeronaval Comandante Espora les brindó apoyo en tierra.
Señaleros de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina reciben a los aviones del raid.

Algunos sucesos se convierten en historia porque son portadores de valores universales como el espíritu empresarial, el compartir, el humanismo y la autorrealización en el marco del respeto de los demás. La historia de las Líneas Latecoere y Aeropostale transmite ampliamente esos valores. Excepcional es también debido a que fue el resultado de la cooperación de 9 países en 3 continentes.
Bernard Bacquié explicando a los integrantes del raid la historia del Hangár Histórico "Aviador Paul Vachet"

Todo comenzó en 1918, incluso antes de terminada la 1° Guerra Mundial. Pierre Georges Latecoere imaginó un propósito pacífico para las aeronaves que habían sido construidas para la guerra, “la aviación para unir a las personas”. Su objetivo: transportar correo aéreo y pasajeros a través de 3 continentes, de Toulouse a Buenos Aires y Santiago de Chile y su extensión hasta el mismísimo fin del mundo, Ushuaia.

Las Líneas Aéreas Latecoere, más tarde Aeropostale y desde 1933 Air France y en nuestro país Aeroposta Argentina, una de las líneas aéreas fundadoras de la actual Aerolíneas Argentinas convirtió el sueño en una historia universal actual.

El legado de Aeroposta aún sigue vivo en la aviación civil y los aeroclubes patagónicos.

El Raid Latecoere pretende mantener viva la memoria del servicio postal aéreo, de sus pilotos y personal de tierra, visitando los ex campos de aviación la Aeropostale y saboreando la historia, cultura y herencia aérea de América del sur, homenajeando en el viaje a los valientes pilotos argentinos que dedicaron sus esfuerzos al desarrollo de las rutas sudamericanas : Vicente Almandoz Almonacid, Paul Vachet, Pedro Ficarelli, Leonardo Selvetti, Ricardo Gross, Prospero Palazzo, Rufino Luro Cambaceres, sólo por nombrar algunos de ellos.

La relación de la Aviación Naval con la Aeropostale primero y Aeroposta Argentina después viene desde los inicios de la primera, siendo el jefe de talleres de Bahía Blanca el señor Pedro Artigau, uno de los alumnos iniciales del Condestable Oytabén y marinero despensero de la Marina de Guerra, en los inicios del vuelo en Argentina y Rufino Luro Cambaceres primer piloto de la Reserva Aeronaval.
Paul Vachet y Rufino Luro Cambaceres

La Aviación Naval forjó su despliegue hacia el sur en hermandad y armonía con Aeroposta Argentina compartiendo campos de aterrizaje y medios en el desolado territorio patagónico, sin olvidar que la experiencia compartida y visión de futuro dio inicio a lo que décadas después serían los Transportes Aeronavales, soñados por el Almirante Zar como fuerza motora vital del desarrollo austral.


Publicar un comentario