Translate

BIENVENIDOS AL MUAN.




MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA


Espacio creado con el objeto de dar a conocer la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA y sus protagonistas.

VISITANTES

Buscar

Google+ Followers

Follow by Email

Entrada destacada

Atardecer de los museos del partido de Coronel Rosales en el Museo de la Aviación Naval Argentina.

En una jornada climáticamente desapacible que alternó períodos de lluvia con soleados el pasado domingo 8 de octubre se llevó a cabo la...

lunes, 2 de agosto de 2010

PRIMER VUELO NUEVA YORK – BUENOS AIRES (A 84 AÑOS DE UN RAID MEMORABLE)

El raid fue extraordinario para la época, una iniciativa privada, financiada por la familia Duggan de Buenos Aires.

Piloto: Eduardo Olivero
Copiloto: Bernardo Duggan
Mecánico: Julio Campanelli

El Hidroavión S 59 Savoia fue diseñado por el ingeniero Marchetti. Contaba con una planta de poder Lorraine Dietrich, con una potencia de 450 hp, una Velocidad máxima de 176 km/h con una mínima de 93 km/h para la pérdida y una autonomía aproximada de 1 390 km con una carga total de 900 litros de combustible.
El Savoia es pintado de azul y blanco, desarmado cuidadosamente, embalado y despachado de Italia con destino a Nueva York. Pese a que sus preparativos fueron programados con suma discreción no se pudo impedir que se filtrara información. La prensa los espera en la rada de Nueva York y da a conocer al mundo sus intenciones. Al llegar son declarados Huéspedes de Honor del Estado de Nueva York y de inmediato se abocan a la preparación de los últimos detalles del vuelo. El mecánico Julio Campanelli tiene a su cargo la logística integral del emprendimiento en estricta correlación con el desarrollo del vuelo. Bautizan el hidroavión con el nombre de "BUENOS AIRES" y sobre él flamean tres banderas: la argentina, la norteamericana y la italiana. Se cargan los elementos necesarios además de cartas para jefes de estado, gobernadores y uniones aéreas.
El sello del correo es obliterado con otro que dice: "Servicio Aéreo Nueva York - Buenos Aires, Hidroplano Buenos Aires al cuidado de los señores Duggan y Olivero". Es el primer correo aéreo panamericano.






El 24 de Mayo de 1926 despegaron con el Savoia Marchetti de Miller Field en la costa de New Jersey frente a la isla de Manhattan. Arriban al puerto de Buenos Aires el 13 de agosto de 1926, cargados de gloria cumplieron con el objetivo que se habían propuesto, ser los primeros aviadores en unir NUEVA YORK con BUENOS AIRES. Han recorrido 14 570 km en 109 horas y 54 minutos de vuelo efectivo a una velocidad promedio de 132 km/h, cumpliendo 40 escalas en 50 días.


Luego del raid, decidieron, de común acuerdo, donar el avión al Presidente de la Nación para que le fijara destino. Es así que Duggan luego de enviarle la carta con el ofrecimiento inicial al Dr. Torcuato Alvear, el 09 de diciembre de 1926 recibe la respuesta del Ministro de Marina Contraalmirante Domecq García que expresaba:

“Señor Bernardo Duggan,

Con referencia de la nota dirigida por Ud. Al Exmo. Señor Presidente, relacionada con la donación al Gobierno del avión Buenos Aires, en el que Ud. llevó a cabo, en compañía del Capitán Olivero, su memorable raid Nueva York-Buenos Aires, tengo el agrado de expresar a Ud. que el aparato donado será recibido por el Servicio Aeronáutico Naval y que será utilizado desde luego, conduciéndose en vuelo a la Base Naval de Puerto Belgrano. En consecuencia y al agradecer el generoso donativo, particípole que por la repartición respectiva se tomarán las medidas convenientes en el sentido que dejo constancia. Saludo a Ud, con mi mayor consideración.

Fdo: M. Domecq García


Aceptada la donación fue asignado a la Base Aeronaval de Puerto Belgrano como avión de reconocimiento. Fue enviado embalado por ferrocarril hasta Puerto Belgrano, donde fue recibido en los primeros días del mes de enero de 1927. Allí se lo recorrió y se lo puso en línea de vuelo primero como parte de la Escuadrilla de Reconocimiento con la matrícula HR-5.
Había volado por primera vez desde la ría de Puerto Belgrano el 20 de julio de 1927. Luego de su incorporación y ante las pruebas de operación en aguas abiertas que habían resultado poco satisfactorias, se resolvió asignarle tareas como hidro de entrenamiento de la Escuela de Aviación Naval, para lo cual se lo rematriculó como E-17, sigla que conservó hasta el fin de su vida útil.


Resulto destruido durante u n vuelo de adiestramiento sobre la Ría de Puerto Belgrano. Durante ese trágico vuelo final, el sábado 16 de febrero de 1935, su tripulación estaba compuesta por:

Alférez de Fragata Alberto Goffre (alumno)
Suboficial Segundo Piloto Gustavo Van De Genachte (instructor)
Cabo Primero Rolando Pérez (mecánico)

Tanto el alumno como el instructor fallecieron producto del impacto y fue rescatado con graves heridas el cabo mecánico.
Durante su vida operativa alcanzó 450 hs de vuelo sobre el mar.

FUENTES CONSULTADAS:
HISTORIA DE LA AVIACION NAVAL ARGENTINA – Tomos I y II – 1981 – Pablo E. ARGUINDEGUI 
INSTITUTO AERONAVAL 
REVISTA AEROESPACIO

WIKIPEDIA
Publicar un comentario